Dos Ferias Gastronómicas, dos sensaciones

Sep 15, 2013 por     Nadie se Animó    Escrito En: Ferias de gastronomía


Al poco tiempo de volver a Argentina me invitaron al Buenos Aires Market que se hizo en la Barrancas de Belgrano, me pareció una buena idea, aunque recién llegado de afuera me parecía extraño que puestos de comida perecedera no estuvieran dotados de heladeras, lugares que despachan comida sin un lugar con agua corriente donde lavar los utensilios y que todo fuera bastante rudimentario, pero me dijeron que era una fiesta callejera, mmmm????.

Mucha oferta natural, orgánica, vegetariana a veces presentada de una manera demasiado natural que estoy seguro no es lo más saludable. Qué raro somos los humanos…vivimos un montón de tiempo combatiendo todos los problemas que nos ocasionaban los productos muy naturales con sus agentes patógenos naturales no soportados por el ser humano, la salmonella de la cáscara de los huevos, la leche recién ordeñada, las bacterias de las verduras que deben ser lavadas y desinsectadas, todos los problemas de la mala manipulación, mal transporte, contacto por animales, etc., etc…y ahora queremos volver a lo natural “natural”, tal cual lo recogemos de la tierra y además los exponemos en estas ferias en condiciones totalmente inadecuadas, trasladados en canastos plásticos que no tuvieron la suficiente higienización (solo hay que verlos) y en el baúl de un auto con temperaturas de más de 30 grados centígrados.

A las siguientes no fui aunque me dijeron que hay clases de cocina y otras actividades, veremos si voy a la próxima.

Pero hace unos días, a través de Facebook recibí invitaciones para participar en otras dos, Buenos Aires Market Underground, con varias ediciones a cuestas y Le Petit Marché de Buenos Aires en su primera edición.

Una el 24 de agosto de 2013 y otra el 1° de septiembre de 2013, separadas por solo una semana en el tiempo y separadas por algunas cuadras físicamente. La Underground en las instalaciones de IMPA, La Fábrica Cultural, espacio muy interesante que no conocía y que según reza en su página web:

IMPA es la primera fábrica recuperada, y desde 1998 mantenida en funcionamiento por sus trabajadores, agrupados en cooperativa de trabajo, en continua producción. Los mismos fueron quienes impulsaron el concepto de Lucha, Trabajo y Cultura, modelo IMPA único en el mundo, donde funciona un Centro Cultural, un Bachillerato Popular, la Universidad de los Trabajadores entre otros proyectos.

IMPA es de los trabajadores, IMPA es el milagro de la supervivencia, IMPA enamora. (sic)

Si quieren más información pueden entrar a: http://impalafabrica.org.ar/historia/

Cuando llegué comencé a dudar, “será aquí” me preguntaba, nada que indicara que había una Feria Gastronómica, muchos jóvenes, la mayoría hablando en inglés…

Me había quedado en encontrar con una amiga y por más que la llamaba al celular, cero comunicación, así que decidí avanzar solo, me acerqué a una mesa donde había mucha gente y pregunté…sí era ahí en el tercer piso…pagué los 10 pesos de la entrada…no me dieron nada a cambio, parece que la AFIP, no pasa por estos lados. Subí los tres eternos pisos mientras veía a mi alrededor las máquinas de una fábrica que parecía abandonada (me informaron que no) por el desorden que se veía en su interior.

Cannoli

Una maravilla que debe probarse

 

Y llegué,…detrás de una reja una multitud de gente que deambulaba por los pasillos que dejaban las mesas organizadas como stands…de lejos divisé a mi amiga casi tan perdida como yo. No habíamos almorzado así que era hora de hacerlo y nos acercamos a un stand que vendían unas salchichas que se veían bien de una compañía Bratwurst Argentina y cuando pedí una (mi amiga fue por unos falafel) me dijeron que eran 5 Indy Bucks…y qué moneda es esa pensé y me explicaron que tenía que comprar unos tickets (Indy Bucks) en la entrada a $ 5 cada uno. Una buena idea que se usa en todo el mundo y que sirve tanto para cobrarles un porcentaje de la venta a los participantes como para que no manejen dinero los que despachan comida…un buen punto a favor esto último en beneficio de los comensales.

Probamos muchas cosas, las salchichas, falafel, arepas venezolanas, arepas colombianas, hamburguesas psicodélicas…con mayor o menor suerte gastronómica. Bastante oferta y algunas interesantes, pero porqué si en todas partes estas ferias están bien organizadas en todo sentido acá seguimos con la improvisación y nos aferramos a costumbres ya antidiluvianas…¿es esta la moda por estos lados, volver al pasado bien pasado, a lo viejo deslucido en lugar de lo antiguo esplendoroso?

Debo destacar una cerveza artesanal, la Boudicca Beer y un rico Bloody Mary Cajún con un jugo de tomate casero, sabroso pero no analizable.

La mayoría de los expositores pequeñas empresas de catering, pequeños emprendimientos, nada que no se haga en otros rincones del mundo, salvo que más organizados. Es buena idea apoyar estos emprendimientos pero hay que traerlos un poco al siglo XXI.

Nos íbamos sin pena ni gloria cuando nos topamos con bicicletas como antiguas pero bien paradas donde ofrecían unos cannoli…crocantes, rellenos con una riquísima ricota casera de grano fino, naranjas confitadas y decorados con chocolate amargo y pistachos, maravillosos, lo mejor de la feria y absolutamente recomendables…cómo no los vi a la entrada!!!…hubiera evitado algunos “dulces” disgustos posteriores.

Los únicos que merecen realmente difundirse, Cannoli de Palermo, llamen al 15–3381-5593 o entren en  https://www.facebook.com/CannoliDePalermo?fref=ts.

 

Con un poco de orden, buena organización y respetando las normas bromatológicas elementales este tipo de feria serían de alabar. Y habría que hacerlas en los mismos lugares que les dan un aire encantador…pero ¿se imaginan un ciber-café con computadoras de más de 25 años y sin Internet?

La lista completa de los participantes del Buenos Aires Underground Market la pueden ver en detalle en http://www.argentinaindependent.com/life-style/food-drink/buenos-aires-underground-market-este-sabado/

Le petit Marché

Primera edición de esta feria

 Al domingo siguiente la francesa, fui entusiasmado por el siempre presente refinamiento francés en la comida, pero…misma situación…y menos oferta gastronómica en un lugar también bastante underground. Había que hacer largas y eternas colas para conseguir un sándwich, un boeuf bourguignon, un olvidable Schawarma – ¿francés? – o una crêpe de masa seca. Los Indy Bucks, fueron reemplazados por papelitos o números de guardarropas de hace años…los salvadores de la situación fueron nuevamente los Cannoli de Palermo, los italianos sacaron las papas del fuego por los franceses.

Si estuviéramos frente a un partido de fútbol el resultado hubiera sido,

Angloparlantes 10 vs. Francoparlantes 2

 

 

 

Escrito Por Martin Carrera

Maestro Chef de Nivel Internacional, un gran amante de la cocina y un emprendedor. En continuo movimiento de un lugar a otro, dando cursos, enseñando y descubriendo la cocina cada día. No nací ni me convertí en chef de un día al otro, si te interesa, puedes leer un poco más sobre mi historia...

Tu Opinión nos Interesa. Algo que decir ? Anímate y deja un comentario !

Todo comentario ofensivo o en forma de Spam, será automáticamente eliminado.